¿CÓMO PUEDO APRENDER EL OLVIDADO ARTE DE LAVAR LOS PIES?

 

Lo puedes aprender en un encuentro o taller que dura unas 7 u 8 horas aproximadamente. En él se ofrece una introducción fundamental al significado de este trabajo de purificación y auto-sanación y a la técnica del masaje para que luego cada persona lo pueda desarrollar y poner en práctica en su vida.
Estos encuentros o talleres los impartirán las personas con la formación y la experiencia debidas y que estén respaldadas desde kiwani para transmitirla con la pureza y esencia necesarias. Cualquier persona que tenga interés en aprender este Olvidado arte puede informarse en el apartado “contacto” llenando el formulario.

Aclaración de Toño:
Viendo lo que ha sucedido a lo largo de la historia con las artes verdaderas que han sido adulteradas y manipuladas por el egoísmo humano y el auto interés, personalmente he decidido entregarme en lo posible para preservar este arte sagrado y que pueda seguir dando frutos a la humanidad. Por ello, mi propósito es ponerlo a disposición de la sociedad, transmitirlo y enseñarlo cuidando de mantener toda la pureza como en su día LIBRE a mí me lo entregó.

Soy consciente de que esta joya se cuida a sí misma y brilla siempre por sí sola y que su esencia es la libertad. E igualmente que es una herramienta de liberación del sufrimiento que es de todos y no pertenece a nadie en concreto, por lo que ha de estar siempre accesible a cualquier ser humano que la requiera.
Pero siento que es muy importante y creo que es natural y necesario que haya unidad, orden y una misma dirección, así como respeto a las bases y fundamentos que Libre nos enseñó para poder preservarla y de esta manera transmitirla y expandirla correctamente con mayor coherencia. Así la estaremos honrando y evitando que esta joya pueda ser manipulada.

Un buen día llegó a mi vida con total pureza esta hermosa herramienta -que es un verdadero maestro- y siento que es mi responsabilidad cuidarla. Mi compromiso con ella y con LIBRE siempre ha sido y es transparente, sincero y profundo. Y mi hermandad con Jose Luis está escrita en mi corazón y en mis actos.
Desde un principio él me confió de corazón esta herramienta totalmente. Y poco antes de abandonar su cuerpo también me motivó y autorizó directamente a continuar en esta labor y compromiso de protegerla y cuidarla y a que siguiera transmitiéndola con toda la pureza y sabiduría que hay en mi interior.

Por todo ello y en gratitud a todos los beneficios que me aporta, siento de corazón el cumplir con esta responsabilidad, así como tomar las decisiones principales y necesarias en cuanto al cuidado y a la expansión del “Olvidado arte de lavar los pies”.
Cuidaremos esta joya para que pueda llegar a otras personas manteniendo su verdadera esencia. Aunque también soy consciente de que esto pueda ser muy difícil y complicado de comprender para otras personas que pueden mal interpretar y confundir todo esto.