CÓMO HACER UN USO CORRECTO DE ESTA HERRAMIENTA

 

El Olvidado arte de lavar los pies solo lo puedes valorar en función de tu experiencia y discernimiento. Es una joya maravillosa y muy generosa que merece todo el respeto. Y por ello es muy importante que en primer lugar la uses para tu propio beneficio, para auto sanarte y para que entiendas cómo funciona esta medicina en tu interior y así experimentes tu propia verdad. Y después de esto ya puedes compartir este masaje cuando tú lo sientas de corazón con toda aquella persona que lo necesite y te lo pida.
Una persona decente ha de comenzar por dar ejemplo en su propia vida y probar su propia medicina antes de compartirla con los demás. La ley del Amor es muy clara y no podemos ofrecer a los demás lo que no somos capaces de darnos a nosotros mismos.
Todas las personas que trabajamos este arte es importante que lo hagamos con pureza. Todos tenemos ignorancia y miseria en nuestro interior, pero aún así es importante trabajar con el corazón. Es importante el respeto a ti mismo y no hacer a los demás lo que a ti no te gustaría que te hiciesen (saber ponernos en el lugar del otro).

Si trabajas esta herramienta con sinceridad y correctamente tal y como se enseña en un taller, los beneficios irán llegando día a día y te llevará a despertar el Amor y la conciencia. Ella te irá guiando y tú te irás uniendo en amor y sabiduría.
Y una vez que te está sirviendo a ti mismo ya tienes un proceso y una experiencia de cómo funciona esta medicina o este arte en tu interior. Por eso has de comprender también que el “Olvidado arte de lavar los pies” no necesita ser promocionado, sino que es con tu vivo ejemplo que entonces se extiende de voz en voz y de corazón a corazón.
Es una herramienta universal que ha de estar abierta a toda aquella persona que la necesite y se sirve con la pureza del corazón, desinteresadamente y libre de cualquier interés personal o comercial.
Cuando te encuentres con personas que muestren interés en conocerla en profundidad, en este caso las puedes dirigir al formulario de contacto de esta web para que reciban la orientación necesaria de las personas experimentadas, comprometidas y que realmente la respetan y la valoran.

Para concluir este apartado hay que reseñar, que en el campo de la auto sanación es fundamental ser conscientes de la importancia que tienen la ética y las intenciones del auto-sanador. Si una persona no tiene una actitud receptiva y noble y el corazón abierto y dispuesto a crecer en valores humanos, a liberarse de las creencias y reeducar los viejos patrones de conducta de su mente, entonces esta herramienta no es para esta persona.

Es decisivo que el sanador se consagre al desarrollo de un elevado sentido ético, de un sistema de valores fundamentado en una profunda reverencia ante toda forma de vida y donde su integridad sea la que le permita desarrollar sus propios dones espirituales.
De esta forma contribuiremos a usar correctamente esta técnica y no caeremos en un juego de pretender ser sanadores o dioses, dejaremos de alimentarnos de la energía de otras personas aún en el nombre del amor y de la luz y evitaremos transmitir energías tóxicas a los demás aún con la intención de sanarlas. Y esencialmente evitaremos autoengañarnos y manipular con este sagrado arte.
Pues como ya hemos dicho, de lo que verdaderamente ha enfermado el ser humano es del alma. Y sólo sanando tus propias heridas del alma aprenderás a amarte a ti mismo y a amar a los demás. Podrás comprender el dolor de otra persona cuando tu sepas lo que es el dolor. Y así acabarás descubriendo que la sanación es un viaje en el que cada persona se ha de sumergir, no un procedimiento que lleva a cabo un sanador.
Si queremos sumergirnos y caminar en el sendero del Amor, de la Verdad.., necesitamos entonces tener la visión clara y ser puros de corazón.

Respeto:
A lo largo del camino y durante todos estos años, hemos conocido en diferentes lugares como algunas personas después de probar la herramienta y habiéndola trabajado incluso durante años, todavía no habían comprendido su verdadera esencia, y no la trabajaban con pureza de propósito y con la seriedad y constancia semanal requeridas, que son las que te van a dar el verdadero entendimiento y significado del “Olvidado arte de lavar los pies”.
Algunas de estas personas se dedicaban a transmitirlo sin respetar estos fundamentos. Y en algunos casos hemos podido comprobar también que lo mostraban añadiéndole ciertas creencias y combinándolo con otras formas de sanación, por lo tanto lo estaban manipulando. Por ello en estos casos, las personas han de seguir trabajándose la pureza, la ignorancia, los dogmas… hasta que comprendan la verdadera realidad del ser humano sin separación (religión, filosofía o secta).
A esta herramienta nada le falta y nada le sobra, es como es y con la misma pureza que nos fue entregada así la hemos de entregar.