INTRODUCCIÓN (AUTOSANACIÓN)

Autosanación es un viaje en el que cada persona se ha de sumergir, no un procedimiento que lleva a cabo un sanador.
Autosanación es tomar responsabilidad por tus heridas internas y cubrirlas con la luz de tu conciencia.
El poder de la sanacion no puede ser adquirido a través de algo externo, sino que se trata del resultado de tu propio crecimiento interior y claridad de conciencia. Por lo tanto, no es por las habilidades o conocimiento que hayas aprendido de alguien más, que tú te sanas, sino puramente por quien tu eres, por el camino interior que has seguido.
El Amor es quien verdaderamente sana. Por ello nadie puede sanar a nadie, solo te puedes sanar a ti mismo cuando despiertes la fuerza del Amor que vive en tu interior y es la que te libera.
Existe una gran diferencia entre curar y sanar. Curar tiene que ver con la aplicación de remedios e implica la resolución de cualquier problema externo que aparezca, como ponerle un parche a una rueda si se ha pinchado, o tratar una mordedura de serpiente, o bien utilizar quimioterapia para tratar un tumor. Pero esto no ayuda a evitar los clavos en la calzada, las serpientes en el bosque, ni la enfermedad que provocó el tumor.
Sanar es algo más amplio y completo. Sanar transforma la vida de uno, y con frecuencia, aunque no siempre, genera curación física.
Cuando sanamos medimos el éxito mediante un bienestar creciente, mediante la sensación de paz, de fuerza y un sentimiento de comunión con toda forma de vida, en definitiva cuando te sanas despiertas la alegría y las ganas de vivir y los sentimientos en tu corazón de la gratitud y el servicio desinteresado.
Por lo tanto sanar o ayudar, en esencia, no tiene nada que ver con habilidades específicas o con conocimiento que pueda ser aprendido de libros o tomando cursos, sino mas bien empieza con despertar los valores que hemos perdido los seres humanos (sinceridad, humildad, pureza, paciencia, tolerancia, visión clara, intuición, generosidad, alegría…).
No sirve de nada tener información o conocimiento teórico o intelectual sino comprendemos la verdadera naturaleza de las leyes de la vida y sino somos coherentes con nosotros mismos y lo ponemos en práctica en nuestro día a día.
El Olvidado arte de lavar los pies es una herramienta de autosanación que te permite integrar esta comprensión de las leyes de la vida no solo de una forma teórica, sino como una experiencia real.